modulokss
    By modulokss

    0/4 stars (0 votes)

    • 16 of 30
    Sandra 16

    Finalmente, al mes de haber descubierto lo que en principio eran unas “protuberancias”, ya tenia desarrolladas dos piernas extra en mi trasero, totalmente funcionales, como las dos de delante, con las extrañas manos y todo. De hecho, tenían la misma precisión. Tuve que aprender a caminar con 4 piernas cuando me crecieron lo suficiente como para tocar el suelo. Al principio me resistía a hacerlo, porque iba mas cómoda usando como siempre solo mis piernas delanteras. Las dos traseras las levantaba por encima de mis hombros y las usaba como si fueran manos. Pero mi centro de gravedad se desplazaba demasiado, y me hacia perder el equilibrio con frecuencia. Así que finalmente me fui acostumbrando a caminar con las 4 piernas a la vez. Jeje, parecía una araña, pero era muy funcional. Y cuando necesitaba coger algo, o manipular algo, simplemente levantaba una pierna, y me sostenía con las otras tres. O si necesitaba dos, levantaba una delantera, y la opuesta trasera, para seguir manteniendo el equilibrio. Me las apañaba bastante bien, y me resultaba hasta entretenido.